nov 24

Extensiones de Onda

Usualmente durante una pauta de impulso, una de las ondas de impulso (ondas 1, 3 ó 5) tendrá un recorrido más amplio, dando forma en su transcurso a una pauta de cinco ondas de grado adicionales. Para graficar esto, a continuación se muestra una figura correspondiente a una tendencia alcista en un mercado con alto grado de apalancamiento (como podría ser Rofex) con una extensión en la quinta onda:

Las implicancias de las extensiones, útiles para realizar pronósticos de evolución de precios, no carecen de importancia:

I. Únicamente una de las tres ondas de impulso se extenderá.

II. Las dos ondas restantes tenderán a ser similares en cuanto a recorrido y duración.

III. Suele presentarse a su vez como una pauta de impulso, incluyendo una secuencia interior de cinco ondas.

IV. La variación de precios es por lo menos de un 161.8% de la última onda de mayor duración de su mismo grado.

V. Si la onda extendida es la 1, es común que la onda 3 represente un 61.8% de la onda 1 y la onda 5 un 38.2% de la onda 3. Es bastante frecuente que se presente la combinación contraria: la onda 3 un 38.2% de la onda 1 y la onda 5 un 61.8% de la onda 3.

VI. De producirse la extensión en la onda 3 (caso más común con la salvedad ya hecha acerca de mercados altamente apalancados), la onda 5 mostrará una evolución similar a la onda 1, aunque es frecuente que aparezca como un 61.8% o un 161.8% de la misma. Se debe tener en cuenta que la onda 3 debe tener una variación de cómo mínimo el 161.8% de la onda 1 Depende de cuánto supere la onda 3 el valor
antedicho para poder hacer una inferencia del desenvolvimiento probable de la onda 5.

VII. En el caso de una extensión de quinta onda, la onda 3 por lo común representa un 161.8% de la onda 1, mientras que la onda 5 presentará un recorrido igual a 1.618 veces la distancia existente entre el comienzo de la onda 1 y el final de la onda 3.

Particularidades de la Quinta Onda

La teoría básica de Elliot dice que debe presentarse como una onda que lleve los valores de los precios más allá de lo que lo hizo la onda 3, es decir, produciendo nuevos máximos o mínimos según la tendencia sea alcista o bajista, respectivamente. Esto no siempre ocurre así haciendo que esta onda presente algunas excepciones:

  • Como se ha dicho ya anteriormente, en los mercados de futuros o divisas presenta un mayor dinamismo que lo normal, haciendo que por lo común ésta sea la onda extendida, en lugar de la onda 3. Al extenderse, presenta la pauta correctiva características particulares que serán detalladas en el punto siguiente.
  • Puede aparecer un fallo de quinta onda. Esto significa que la onda 5 no llega a ampliar el recorrido de los precios hecho por la onda 3. Sus causas pueden ser debilidad (mercado alcista) o fortaleza (mercado bajista) en los precios, cambio en las expectativas de los operadores, nueva información que llega al mercado, etc. Estos casos se identifican en el chartismo con una figura llamada de “doble techo”. Ilustramos esta situación a continuación:

  • Raramente puede desarrollarse como cuña ascendente (descendente) si la tendencia es alcista (bajista). No debemos olvidar que este tipo de figura es bajista (alcista) y marca un cambio importante del mercado cuando la línea de precio rompa la recta de tendencia con mayor pendiente (en mercados alcistas, el soporte; en bajistas, la resistencia). Para ampliar, incluimos nuevamente una figura:

Retroceso trás una extensión de quinta onda

Detallamos en particular esta situación ya que la extensión de la onda 5 es la que se produce en mercados altamente apalancados como son los de futuros y derivados. En la bibliografía técnica se hace mención a una situación característica que ocurre con posterioridad a la extensión: la pauta correctiva es del tipo 3-3-5. Se puede observar que la onda A, sobre la cual la teoría indica que puede contener cinco subondas, aquí tiene solamente tres. En consecuencia, estamos ante una corrección irregular. Esto no tiene un
justificativo claro salvo el obtenido empíricamente por los operadores. En una figura, se vería de la siguiente forma:

Base matemática de la Teoría de Onda de Elliot: análisis de razones y relaciones de tiempo

Análisis de razones

Como habrán observado durante los párrafos dedicados al comportamiento de las Ondas, se enuncian relaciones del tipo 38.2%, 61.8%, 161.8%, etc. Las mismas no surgen arbitrariamente sino que se relacionan con dos temas mencionados al principio de este trabajo: la secuencia Fibonacci y la espiral áurea. Cómo recordarán, cuando nos preguntamos que relación podía encontrarse entre Elliot y Fibonacci dijimos que mucha. Aquí expondremos en detalle la respuesta.

Al hablar de la secuencia y de la espiral áurea hicimos referencia a que las proporciones que surgen de ellas se cumplen en numerosas manifestaciones naturales. También comentamos que Elliot pensaba que los mercados al ser una actividad humana estaban inscriptos dentro de la naturaleza, y por ende debían seguir sus mismas reglas. La conexión entre las ideas ahora es clara: si la secuencia y la espiral reflejan cabalmente
las manifestaciones naturales y los mercados están dentro de la naturaleza, se deduce que estos deben respetar las proporciones enunciadas por aquellas.

Elliot cuando formuló su teoría la basó en la secuencia Fibonacci en lo que respecta al análisis de la evolución de las ondas y sus retrocesos y en la espiral al hablar del crecimiento indefinido de los mercados (ver Figura 3). Él pudo observar que los parámetros de 38.2% y 61.8% eran puntos importantes, así como las relación de 1.618.

A continuación veremos la importancia de los valores 38.2% y 61.8% en los retrocesos:

Normalmente, los retrocesos de la onda 2, están comprendidos entre el 61.8% y el 38.2% del recorrido realizado por la onda 1, siendo también importante el valor 50%. Estos guarismos son importantes para fijar objetivos de máximos y mínimos de precios. Tampoco debe olvidarse que en algunos casos la onda 2 puede llegar a devolver el 100% de lo avanzado por la onda 1. Esto, junto con un retroceso del 50%, no es una contradicción con los valores anteriores, ya que como comentamos en la Introducción al hablar de Fibonacci, hay algunas excepciones a los valores a los que tiende la serie que son los primeros de la serie. Para que sea válido como excepción, los retrocesos del 50% y del 100% deben producirse con poca frecuencia; empíricamente esto es así, por lo que estamos en condiciones de afirmar que lo planteado acerca de los valores probables de los retrocesos se encuentran alineados con las proporciones de Fibonacci y la espiral áurea.

Al analizar las Extensiones de onda, vimos algunos valores: 61.8%, 100% y 161.8%. Utilizaremos para el análisis la siguiente figura:

A través de ella se pueden observar que normalmente la onda extendida tiene un recorrido de por lo menos 1.618 veces de:

  • la onda 1 si la onda extendida es la tercera;
  • de la diferencia entre el techo de la onda de impulso mayor y el piso de la onda de impulso menor.

También en estos casos, en conjunción con la Regla de la Alternancia, estaremos en condiciones de fijar objetivos de máximos y mínimos dentro de los cuales se moverá el mercado tomando en cuenta lo que sucedió en las primeras ondas y actuaremos en consecuencia.

Anteriormente estuvimos analizando proporciones derivadas de Fibonacci. Si el análisis lo realizamos a través de la proporción áurea, llegamos a conclusiones idénticas:

En ella podemos apreciar que si ninguna onda se extiende, el recorrido de la onda 5 es el 38.2% del recorrido total de la pauta de impulso; en cambio, si se produjese una extensión en la quinta onda, su recorrido sería del 61.8% de la evolución total de las cinco ondas.

Para las pautas correctivas normales, llamadas zig-zag, podemos observar a continuación que las ondas A y C tienden a tener una duración similar.

Para concluir, creo oportuno recordar que todos las interpretaciones de las razones enunciadas anteriormente surgen de comprobaciones empíricas harto repetidas por los operadores en los diversos mercados de valores del mundo.

Relaciones de tiempo

Las relaciones de tiempo, son puestas por los teóricos en un peldaño más bajo que el análisis de la forma de las ondas y el análisis de razones, mas suele ser en la práctica muy importante a la hora de trazar estrategias de inversión, ya que otorga la respuesta a “cuándo invertir”. Es el encargado de medir el “timing” del mercado, de indicar en qué momento se alcanzarán con mayor probabilidad los techos o pisos previstos a través de los ítems anteriores. De nada serviría hacer un buen diagnóstico de las ondas y establecer acertadamente máximos y mínimos si llegamos en forma temprana o tarde al mercado para traducir en utilidades nuestro conocimiento del mismo.

Teniendo en cuenta los valores de la secuencia (1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, etc.) y traduciendo los mismos en cantidad de días operativos (o la frecuencia que corresponda a nuestras consideraciones), es de esperar que ocurran sucesos importantes en dichos momentos, como podrían ser techos, pisos, cambios de tendencias, etc.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...

[meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Posts Relacionados:

  1. Características de las Ondas de Elliott
  2. Idea Fundamental de la Teoría de Ondas de Elliott acerca del comportamiento de los mercados
  3. Teoría de las Ondas de Elliott
  4. Postulado de la Teoría de Ondas de Elliot
  5. Invertir según la Teoría de las Ondas de Elliot

publicado por juanjo \\ tags: , ,

Deja un Comentario