jun 04

“El sigue inmerso en un proceso de volatilidad, donde la parte baja del rango lateral se podría estabilizar en la zona de los 8.800 puntos y cuya perdida daría lugar a un tramo bajista hacia los 8.200 puntos”. Así lo asegura Eduardo Vicho, codirector de EJD Valores, quien cree que “debemos ajustar nuestras posiciones y el a la pérdida de este nivel para deshacer las posiciones en el selectivo”. Este experto considera que “el escenario seguirá siendo bajista hasta que no veamos la superación de la zona de los 9.021 puntos, un nivel que a finales de 2008 sirvió de resistencia y que hay que tenerle en cuenta”.

Estrategias de Inversión

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , ,

jul 27

Es un hecho comúnmente aceptado que la inmensa mayoría de los fondos de inversión no consiguen ni siquiera igualar la rentabilidad de su índice de referencia (, Eurostox 50, S&P 500, etc.) a largo plazo. Algunos pueden batirlo durante ciertos períodos de tiempo, pero no son capaces de superarlo en períodos largos. Se han realizado multitud de estudios en todos los mecados y el resultado siempre ha sido el mismo; los fondos de inversión dan una rentabilidad a largo plazo inferior a su índice de referencia. Sólo una cantidad ínfima de fondos lo ha conseguido y por ello sus gestores han pasado a la Historia de la Bolsa, como Peter Lynch o John Neff.

Debido a esto podría concluirse que batir a los índices es algo extremadamente difícil, ya que los gestores profesionales de los fondos de inversión no consiguen hacerlo.

Pero batir al índice no es difícil. Dado que los índices bursátiles no incluyen los dividendos pagados por las empresas que los componen basta con comprar las acciones que componen el índice en la misma proporción en que ponderan en dicho índice para obtener una rentabilidad superior (Nota: si no sabe cómo se calcula un índice bursátil es conveniente que lea este artículo en el que se explica cómo se calculan dichos índices bursátiles). Con ello obtendríamos una cartera que replica exactamente al índice (con lo cual obtendría su misma rentabilidad) pero además cobraríamos los dividendos que pagan las empresas, lo que haría que la rentabilidad de esta cartera fuera superior a la del índice (recordemos que los índices no incluyen los dividendos). Estos dividendos podrían reinvertirse en la compra de más acciones para la cartera en la misma proporción, con lo que obtendríamos una réplica del índice total.

Veamos un ejemplo:

Supongamos un índice compuesto sólo por 3 empresas, el 3:

  • Telefónica: Pondera el 50%
  • Iberdrola: Pondera el 30%
  • FCC: Pondera el 20%

Si un inversor con 100.000 euros quisiera replicar este índice sólo tendría que comprar 50.000 euros de acciones de Telefónica, 30.000 euros de acciones de Iberdrola y 20.000 euros de acciones de FCC. Si el índice subiera en el siguiente año un 20% (por ejemplo) su cartera de valores valdría 120.000 euros (igual revalorización que el índice), pero además tendría los dividendos pagados por estas 3 empresas. Si tuvieran una rentabilidad media por dividendo del 3% (en el momento de la compra), el inversor tendría su cartera valorada en 120.000 euros más 3.000 euros (3% de 100.000). Si reinvierte estos 3.000 euros replicando al índice (1.500 Telefónica (50%), 900 Iberdrola (30%) y 600 FCC (20%)) conseguiría que su cartera replicase el índice total del 3 y a largo plazo obtendría una rentabilidad muy superior a la del índice original, el 3.

En la práctica haría falta una cartera muy grande para replicar exactamente a un índice real, como el , ya que habría que comprar una gran cantidad de empresas (35 en el caso del IBEX35) y esto supondría unas comisiones muy elevadas para una cartera pequeña.

Pero no es necesario hacer una réplica exacta del índice para batirlo. Una buena consiste en formar una cartera con una selección del índice que se quiere replicar, con lo que se reduce el número de empresas a comprar y las comisiones bajan a unos niveles que no dañan la rentabilidad de la cartera. El número de empresas a comprar podría estar entre 10 y 20, dependiendo del tamaño de la cartera. Y para seleccionarlas el criterio más razonable (por seguridad, rentabilidad y comportamiento lo más similar posible al índice que se quiere replicar) sería escoger, dentro de las empresas más grandes, a aquellas que tengan una rentabilidad por dividendo más alta . Reinvertir los dividendos cobrados en la cartera sin alterar la proporción de cada empresa puede tener un coste elevado para la mayoría de las carteras. Es decir, si se cobran 100 euros en acciones de Banesto no merece la pena dar una orden de compra de acciones de Banesto por valor de 100 euros, ya que la comisión mínima supondría un porcentaje elevado de esos 100 euros. Se pueden utilizar 2 soluciones complementarias a este problema:

  • Utilizar los planes de reinversión de los dividendos que tienen algunas empresas como Banco Santander, BBVA, Banco Popular o Iberdrola. La compra de acciones con este sistema está exenta de comisiones, por lo que puede utilizarse por muy pequeña que sea la cartera del inversor.
  • Agrupar varios dividendos y comprar, una vez al trimestre por ejemplo, acciones de la empresa que tenga la rentabilidad por dividendo más alta en ese momento. En caso de que la empresa con la rentabilidad por dividendo más alta ya estuviera muy representada en la cartera podría optarse por la segunda (o tercera) para diversificar el riesgo y evitar que la cartera dependa en exceso de una empresa.

Y ¿por qué los fondos de inversión no consiguen batir a los índices si es tan fácil?. Algunas de las causas son:

  • La más importante son las comisiones , que representan (aproximadamente) los dividendos repartidos por las empresas.
  • Los fondos no están invertidos al 100% . Legalmente deben mantener un porcentaje mínimo de liquidez para atender los posibles reembolsos, pero es habitual que el porcentaje real de liquidez sea superior (en cantidades variables) a ese mínimo legal. Lo que no tienen invertido en Bolsa está en renta fija, que tiene una rentabilidad a largo plazo inferior a la Bolsa y por tanto supone un lastre para la rentabilidad total de la cartera del fondo.
  • Los fondos realizan frecuentemente operaciones de compra/venta para modificar la composición de la cartera. Las comisiones de estas operaciones de compra/venta no están incluídas en las comisiones de gestión, depósito, etc., sino que se pagan a parte. Y se pagan con el patrimonio del fondo, que se ve reducido. El objetivo de estas operaciones es aumentar la rentabilidad de la cartera, pero es un hecho que no consiguen hacerlo de manera consistente.

Por todo ello creo que es más recomendable invertir mediante la compra directa de acciones que a través de fondos de inversión, pero los fondos de inversión también tienen sus ventajas.
Es muy importante tener en cuenta que si se realiza una mala selección de las empresas a invertir se puede obtener un resultado peor (incluso mucho peor) que invirtiendo en fondos de inversión.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: ,

jul 22

Estudia el siguiente gráfico para ver qué plantearías: largo o corto, valor objetivo y donde situarías el .

Clic para continuar leyendo »

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: ,

may 04
Una orden es una orden que nos ofrecen algunos bancos y algunas sociedades de valores para operar en bolsa y que sirve principalmente para fijar un límite de pérdidas a nuestras operaciones. Es nuestro cinturón de seguridad para nuestro viaje bursátil. Es decir, imaginad que compramos un valor a 10 euros y que como mucho queremos perder un 5% (50 céntimos por acción) con esta inversión. ¿Cómo podemos hacer para que nuestra pérdida se limite a esta cantidad sin tener que estar con los ojos pegados a la pantalla viendo las cotizaciones?. Respuesta: Poniendo un .Esta orden es una orden que no va directamente al mercado sino que se introduce y se almacena en la base de datos de la entidad con la que operamos. Si el precio de esta acción toca los 9,50 euros la orden se activa y la sociedad con la que operemos envía una orden a mercado para que venda nuestras acciones. Podemos, por tanto estar tranquilos disfrutando de un día de playa o cumpliendo con nuestras obligaciones laborales; nuestro límite de pérdidas está fijado.

En las estrategias que planteo utilizo en alguna ocasión los términos al tick y mental, intentaré explicar las diferencias entre estos dos conceptos.

Cuando hablo de al tick me refiero al tipo de stop que acabo de explicar, es decir, la orden que das a la sociedad de valores o banco con el que operas para que la ejecute por ti en caso de que el valor toque un determinado precio.

Para evitar movimientos erráticos o puntuales en el mercado, el denominado ruido que se produce en el intradía y las temidas barridas de stops uno puede utilizar además del al tick el mental.

El stop mental es un que cada uno archiva en su mente y que debería cumplir de forma disciplinada.

A una sociedad de valores no se le puede ordenar, al menos de momento, que te venda al día siguiente la acción si el precio de ésta se sitúa cuando cierra el mercado por debajo de 9,50 euros. Sin embargo, uno puede interiorizar esta orden en su cabeza y si algún día observamos que el valor ha cerrado por debajo de los 9,50 euros, al día siguiente podemos vender de forma automática en la apertura.

Las reglas para utilizar este stop mental pueden ser diferentes: Además de la comentada en el párrafo anterior, uno podría vender a mercado en la apertura si el valor cerró ayer por debajo de los 9,50 euros y además hoy ha abierto también por debajo de esta cantidad. También podría uno vender a mercado si son las 17:28 (la Bolsa española cierra a las 17:35) y el valor está cotizando por debajo de los 9,50 euros.

Como hemos comentado el aspecto negativo de poner un al tick es la volatilidad y los movimientos erráticos y puntuales que se producen en el intradía: El precio al que ponemos nuestro actúa como una barrera, si el precio se situase tan sólo unos minutos por debajo de ese precio cerraríamos nuestra posición, independientemente de que el valor se recuperase y acabase cerrando muy por encima de este precio. Por otro lado, lo malo de poner sólo un mental es que si el valor acaba cerrando muy por debajo de los 9,50 euros perderemos mucho más de lo previamente estipulado.

En algunas ocasiones puede resultar interesante colocar los dos , por ejemplo: uno al tick en 9,10 y otro mental si el valor cierra por debajo de los 9,50 euros. De esta manera, estamos protegidos ante movimientos erráticos en torno a los 9,50 euros y sabríamos con certeza que no perderíamos más de 90 céntimos por acción en la operación planteada.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

[meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: ,

ene 10

Ir en contra de la mayoría puede hacerte sentir diferente, excluido, etc…. No obstante este método es muy válido para batir al mercado. De hecho, el inversor que se rige por la de la opinión contraria es considerado un gurú de las finanzas. Se trata de personas atrevidas, con un carácter fuerte y que no se dejan llevar por lo que diga la mayoría.

Este tipo de inversores contrarios son aquellos que salen de casa con paraguas un día de pleno sol, que hacen las compras de Navidad en las rebajas de enero, que huyen de las masas y que no se dejan influir por las modas. Un inversor contrario es consecuente con sus convicciones y es capaz de vender su casa en el pico del mercado inmobiliario e irse a vivir de alquiler esperando a que bajen los precios para volver a comprar una vivienda a buen precio. Su valentía a la hora de tomar decisiones es lo que diferencia a este tipo de inversores de cualquier otro.

La de la opinión contraria parte de dos premisas básicas:

  1. Todo termina por tender a la media
  2. Los inversores se mueven como rebaños, impulsados por oleadas de optimismo o de pesimismo racional y masivo.

Esta lleva consigo un análisis minucioso del mercado. Si, por ejemplo, individuos que nunca han invertido en bolsa, y mucho menos especulado, se interesan por el mercado y compran y venden acciones es momento para vender.

En este caso, podríamos decir que la euforia se habría apoderado del mercado y más valdría salir del mismo y esperar a que bajen los precios, que permanecer en él. El inversor de la opinión contraria no sólo saldría del mercado sino que también utilizaría estrategias con derivados para ganar dinero en mercado bajistas y vendería al descubierto (pedir acciones prestadas a un tercero para devolvérselas luego en un plazo determinado, momento en el que los títulos podrán comprarse mucho más baratos, con lo que se saca un amplio margen de beneficio).

Pero el inversor contrario no sólo apuesta a la baja. Tanto un mercado eufórico como un mercado hundido tienen amplias posibilidades de ganar, siempre y cuando se lleven a cabo buenas estrategias de inversión. Para un inversor contrario todo tiende a la media por lo que un mercado bajista tenderá a subir.

Por ejemplo, en marzo de 2003 el nivel de pesimismo en el mercado era un claro reflejo de la situación mundial. El panorama internacional marcado por la crisis económica de los años anteriores, los atentados del 11-S, la guerra de Irak…. provocaba un rechazo general hacia la bolsa. Nadie quería oír hablar de bolsa y mucho menos de valores asociados al turismo, a las aerolíneas o compañías hoteleras. Con el mercado tan barato era el momento de que los índices bursátiles se dieran la vuelta y volvieran a recuperar sus niveles medios. El inversor contrario se frotaba las manos. En esta situación, este tipo de inversores se debería posicionar en los sectores relacionados con el turismo más rechazados por la mayoría. En tan sólo cuatro meses, Iberia subió más de un 25% y Sol Meliá casi un 50%. Las ganancias habrían sido muy notables.

Pero si los resultados de esta son tan buenos, ¿por qué no hay más inversores contrarios? En primer lugar porque si todo el mundo siguiera esta no habría situaciones de euforia ni de pánico. En segundo lugar porque no hay cosa más incómoda que llevar la contraria a todo el mundo y equivocarse al mismo tiempo. Se trata de una arriesgada. En tercer lugar porque la educación que la mayoría de las personas ha recibido tiende a hacernos pensar que, salvo casos excepcionales, la opinión de la mayoría es la correcta. Es complicado ir contra el mercado cuando una de sus principales máximas es que “la tendencia es tu amiga”.

Los inversores contrarios se guían a través de varios indicadores para anticiparse a los cambios de tendencia en Bolsa:

  1. Tamaño de las órdenes: si vigilamos las ordenes que imperan en el mercado podremos saber si predominan las operaciones de grandes inversores institucionales o las de pequeños inversores particulares. Normalmente, cuando las órdenes de compra o venta son inferiores a 100 títulos, proceden de particulares. Si, por el contrario las operaciones se realizan con múltiplos de 100 pertenecen a instituciones. Según este indicador, cuando las órdenes de compra predominantes pertenecen a particulares, se está llegando al pico de un ciclo de euforia. Los profesionales ya habrán comprado hace tiempo y los particulares se están apuntando a la subida. Con este panorama, es fácil que los profesionales decidan empezar a vender en un corto período de tiempo. El inversor puede anticiparse y empezar a vender ya. Si, por el contrario se produce la situación contraria y lo que predomina es un mercado bajista, el inversor debe anticiparse a la reacción de los más pesimistas y comprar.
  2. Porcentaje de liquidez de los fondos de inversión: los gestores de fondos de inversión pueden decidir mantener parte de su cartera de inversión. Este porcentaje puede justificarse bien para mantener un margen de maniobra suficiente ante oportunidades de inversión, o bien para que el gestor piense que su fondo irá mejor con una parte del mismo fuera del mercado. Los inversores vigilan qué porcentaje de liquidez medio existe en los fondos de inversión. Cuando ese porcentaje es superior a la media histórica (en torno al 5%), estamos ante una señal de compra, cuando, por el contrario, este porcentaje se ha situado en el 0% y el optimismo reina en el mercado, es el momento de vender.
  3. Consenso de mercado: Tanto los analistas de importante bancos de inversión como los inversores de a pie se dejan llevar por la oleadas de optimismo y por el pesimismo del mercado. De esta forma, cuando la gran mayoría de los analistas del mercado es alcista, el inversor contrario piensa que es señal de venta. Por el contrario, cuando la mayor parte de los analistas son bajistas, el inversor contrario opta por la compra.

La norma es que cuando el 75% de los analistas son alcistas habría que vender, y cuando sólo el 25% son alcistas, habría que comprar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: ,

ene 08

Si long significa largo en inglés y short corto, diremos que nos pondremos cortos de un valor cuando creamos que este va a caer. Por el contrario, nos pondremos largos o compraremos un valor cuando creamos que va a subir.

Long-Short

Una long-short consiste en buscar pares de valores correlacionados que, por alguna razón, puedan evolucionar de forma opuesta posicionándose en unos en corto y en los otros en largo.

Por ejemplo, elijo McDonalds y Burguer King y preveo que las acciones del primero van a subir y las del segundo van a bajar. Me anticipo y compro acciones de McDonalds y me posiciono en corto o vendo en descubierto títulos de Burguer King.

Si, siguiendo el caso práctico anterior, quiero ponerme corto de acciones de una determinada compañía, en este caso de Burguer Kinq, puedo pedir prestado un número específico de títulos con objetivo de venderlos inmediatamente. Entonces, mi idea será poder recomprarlos a un precio mucho más barato del que los compré en un principio para luego devolverlos quedándome con las ganancias.

El riesgo de ponernos en corto de acciones de una determinada compañía estriba en que estos títulos suban en vez de bajar ya que además de correr con los gastos de la operación (comisiones) me vería obligado a comprar los títulos a un precio más caro del que los vendí para poder devolverlos. Con esta operativa hubiera acumulado pérdidas. Por este motivo, el short selling es una práctica arriesgada que requiere mucha dedicación por parte del inversor ya que este tiene que estar pendiente de cualquier fluctuación que experimenten los pares de acciones.

Mediante la toma de posiciones cortas o largas podemos llegar a neutralizar el riesgo del mercado. Sin embargo, los hedge funds, a través de los que se utiliza la long-short, asumen otro tipo de riesgo mucho más impredecible que el que padecen los mercados. Se trata del riesgo de equivocarse en la relación entre los pares de los valores elegidos, error que puede llevarnos a un retorno de nuestra inversión que ni siquiera cubra la inflación.

Por este motivo, no es aconsejable que las estrategias long-short sustituyan por completo las estrategias de inversión tradicionales sino que deben ser un complemento que reduzca el riesgo total de la cartera.

A pesar del gran riesgo que asumen, los hedge funds presentan una ventaja. Se trata de su falta de regulación, que permitirá al gestor llevar a cabo estrategias apalancadas, vender en descubierto, utilizar derivados e invertir comprando un valor, sin ningún tipo de limitación. Todo un atractivo para los inversores.

Pero pese a esta gran ventaja, los hedge funds presentan algunos inconvenientes como destaca la universidad estadounidense de Wharton:

1. Menor profesionalidad: que facilita la entrada en el sector de comerciales inexpertos que acuden a gestores para que realicen su labor comercial. Por este motivo, los gestores se dedican cada vez menos a la evaluación y ejecución de nuevas oportunidades de inversión.

2. Comisiones de gestión: la entrada de tanto dinero en hedge funds ha llevado a las gestoras a cobrar comisiones de gestión independientemente de los resultados del fondo. Las gestoras se olvidan de la filosofía inicial de la gestión alternativa en la que la remuneración principal de la gestora dependía totalmente de la evolución del fondo.

3. Restricciones para operar en small caps (compañías pequeñas): Los hedge funds están incrementando tanto su tamaño al incluir cada vez más nuevos fondos que dificultan las inversiones en small caps o pequeñas compañías. Los grandes hedge funds tienen que limitar sus fondos a los blue chip o compañías del alta capitalización bursátil, restringiendo así su universo inversor.

La conclusión que se saca de este tipo de inversiones es que nunca debemos sustituirla por la gestión tradicional, sino integrar ambas estrategias inversoras para asegurarnos la mayor rentabilidad posible. Los riesgos que asume el inversor de a pie al tener en su cartera hedge funds le obligan a depositar una confianza ciega en el gestor que le tramita la inversión. Cuanto más opaco es el producto, más riesgo tiene.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags:

dic 11

Me gustaría beneficiarme de las subidas de la Bolsa, pero soy un inversor prudente. Otro de mis problemas es que no tengo tiempo para estar encima de mis inversiones. ¿Cómo puedo proteger mis ganancias?

La de es la más recomendable en casos de inversores prudentes ya que permite parar o limitar las pérdidas en el momento más adecuado. Si, por ejemplo, en 1999 hubiéramos acudido a la OPV de Amadeus, que salió a bolsa a 5,75 euros por acción y que un mes más tarde cotizaba a 6,69 euros por acción, hubiésemos ganado un 16% más. Como inversores estaríamos encantados y nuestro cuerpo nos pediría vender las acciones transformando los beneficios en dinero contante y sonante. En estos momentos, la recomendación de vender de los expertos coincidiría con nuestro sentimiento inversionista.

Es en estos momentos de indecisión cuando entra en juego la . Como somos inversores prudentes preferimos proteger nuestras ganancias a vender las acciones. Por ello, ponemos una orden de para los títulos de Amadeus a 6,32 euros. Esto quiere decir que si el mercado empieza a caer y las acciones de Amadeus bajan desde los 6,69 euros a los 6,32 euros, nuestras acciones se venderán de forma automática a ese precio, con lo que protegeremos parte de nuestras ganancias. De esta forma, habremos ganado un 10% más ya que vendemos nuestras acciones a 6,32 euros cuando en su días las compramos a 5,75 euros.

Sin embargo, la también puede emplearse teniendo en cuenta las rupturas de los soportes y resistencias (topes que indican la compra o la venta de una acción) para asegurar nuestras ganancias y limitar las pérdidas. Debemos emplear esta cuando el soporte, línea imaginaria que muestra el nivel en el que suele rebotar al alza la cotización de un valor, se perfore y pueda propiciar el desplome del valor. También debemos poner una orden de en un valor cuando éste rompa al alza la resistencia, línea imaginaria que actúa como tope de un valor, y pueda, por tanto, dispararse sin control alguno.

En la práctica, tengo acciones de Cortefiel que compré a 6 euros pero he fijado mi objetivo en los 8 euros. Por este motivo, pongo una orden de venta limitada a 8 euros aunque como he visto en el gráfico de la compañía que el soporte es de 4,95 euros también pongo una orden de justo por debajo de los 4,95 euros para limitar mis pérdidas. Además, si Cortefiel rompe la segunda resistencia (6,77 euros) aumentan las probabilidades de que se vaya a 8 euros. Pongo también una orden limitada de compra a 6,78 euros para comprar más títulos de la empresa en caso de que rompa al alza la resistencia. Cortefiel no rompe la segunda resistencia pero sí perfora el soporte, por lo que se ejecuta mi orden limitando mis pérdidas.

Podemos utilizar esta misma para anticiparnos a la publicación de un dato macroeconómico. Sin embargo, el tiene algunos inconvenientes ya que lo normal es que queramos proteger nuestras ganancias al límite, situando la orden entre un 2% y un 3% por debajo de la cotización actual. En estos casos, la suele salir mal porque los movimientos intradiarios de un título pueden ser muy bruscos. El resultado de estas variaciones tan diferenciadas es que la orden se va a ejecutar en el mínimo del día, incluso si de cierre a cierre el valor no experimenta cambios. Este es un mal uso de la que debe evitarse.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: ,

dic 02

La idea de que a largo plazo siempre se gana es cierta en períodos muy largos de tiempo. Sin embargo, existen mercados estructuralmente bajistas o “laterales” en los que a veces es necesario entrar y salir, rotar las carteras y no perder de vista las inversiones.

de SAFETY RISK

En los , los expertos aconsejan utilizar los indicadores de (MACD, RSI, Bandas de Bollinger…) para detectar tanto las tendencias alcistas como las bajistas y saber, por tanto, el momento justo y los valores más adecuados en los que debemos invertir. Sin embargo, existen otras técnicas en las que no hace falta ahondar tanto en la estadística y que son igual de válidas para buscar distintas tendencias. Entre éstas últimas destaca el estudio de medias móviles.

El estudio de medias móviles consiste en realizar un gráfico en el que se exprese por ejemplo la evolución del en 2004 y en el que también aparezca su media móvil de 22 sesiones en el mismo período. Con este gráfico llegaríamos a la conclusión de que el tuvo en 2004 dos tendencias alcistas muy pronunciadas. En aquellos momentos de efusividad bursátil era recomendable invertir en Bolsa.

Las tendencias bajistas se producen en el momento en que el gráfico del rompe a la baja la media móvil de las últimas 22 sesiones. Un ejemplo de esto fue el 11 de marzo de 2004, el día de los atentados de Madrid, cuando el cerró en torno a los 8.100 puntos mientras que en las jornadas posteriores cayó hasta los 7.750 puntos. En estos momentos de debilidad bursátil, los expertos recomiendan quedarse fuera del mercado de renta variable y esperar a la llegada de una tendencia alcista para invertir en Bolsa.

Las tendencias alcistas las marca el momento en que el gráfico del rompe al alza la media móvil de las últimas 22 sesiones. El ejemplo más claro en el año 2004 fue el 29 de septiembre (justo antes de que empezaran a remitirse los precios del crudo dando la oportunidad al mercado de poder recuperarse) cuando el estaba en 8.050 puntos. Posteriormente, este índice cerró el año cerca de los 9.100 puntos por los que obtuvo un 13% más de rentabilidad.

El sentido común de cada inversor le aconseja invertir en Bolsa mientras tiene lugar la fase de tendencia alcista y quedarse fuera de la renta variable en momentos de tendencia bajista. Sin embargo, la “ safety-risk”, aconseja, independientemente los momentos alcistas o bajistas, invertir siempre en Bolsa ya que lo más importante es saber los valores por los que debemos apostar en cada momento.

Para saber los valores en los que debemos invertir en cada momento, es necesario acudir a la beta, que mide el grado de correlación entre un valor y el índice al que pertenece.

De esta forma: si la beta es superior a la unidad significa que el valor está altamente correlacionado con el mercado. En la práctica, un valor con una beta de 1,1 subirá un 1,1% cuando el mercado suba un 1% y caerá un 1,1% cuando el mercado baje un 1%. Se trata de un valor arriesgado propio de mercados con una clara tendencia alcista.

Si, por el contrario, el valor tiene una beta inferior a la unidad, significa que la correlación existente entre este y el mercado será mínima. Por ejemplo, un valor con 0,9 de beta subirá un 0,9% cuando el mercado suba un 1% y caerá el mismo porcentaje cuando el mercado caída un 1%. Este valor presenta menor riesgo y por lo tanto es más recomendable en mercados bajistas.

Por este motivo, la del safety-risk recomienda al inversor posicionarse en betas altas con mercados de tendencia alcista y posicionarse en betas bajas en tendencias bajistas.

Sin embargo, esta , aparentemente tan sencilla, presenta algunos inconvenientes entre los que destacan:

  1. Se trata de una de alta rotación, es decir, que cada vez que el corte su media móvil deberemos vender toda la cartera para comprarla de nuevo cambiando el 100% de su composición. Este cambio genera un mayor gasto en las comisiones de intermediación que deben tenerse en cuenta a la hora de calcular rentabilidades.
  2. No se trata de una aconsejable para importes bajos debido al alto precio de las comisiones en la cartera.
  3. La safety-risk puede enviar falsas señales al inversor. Las señales que envía provocan cambios de cartera de betas altas a bajas o viceversa que no responden a la realidad de la tendencia y que hay que deshacer de forma inmediata con el perjuicio añadido de las altas comisiones.
  4. Al rotarse la cartera varias veces al año no se puede aprovechar el beneficio fiscal de tributar al 15% por las plusvalías (tributación reservada a inversiones en valores superiores al año).
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: ,

nov 20

El índice de valores más desarrollado del mundo, el S&P 500, proporciona en períodos largos de tiempo una alta rentabilidad anual (en torno al 9,5%) con un riesgo o volatilidad más bajo que el que ofrecen otros índices. Por este motivo, en ocasiones podemos dejar de lado las “estrategias exóticas de inversión” siempre y cuando se tenga la oportunidad de apoyarse en la “inversión pasiva”. Es decir, invertir en aquellos productos que replican un índice. Un ejemplo son los llamados ETFs () también conocidos como trackers.

¿Qué es un ETFs?

Los ETFs son productos financieros formados por una cesta de acciones que replican un índice ya sea americano, europeo o emergente. Además, cuentan con la ventaja de autogestionarse, por lo que no presentan comisiones de gestión.

Los ETFs replican de forma idéntica los componentes de un índice con sus ponderaciones de forma que cuando una empresa abandona el índice por la razón que sea, abandona también de forma inmediata el ETF y es sustituida por la compañía que entra en el índice.

Estos productos financieros cotizan en bolsa y se pueden comprar y vender con la misma facilidad y rapidez que las acciones. También, su tratamiento fiscal es el mismo que el de los títulos ya que no puede traspasarse la inversión de un ETF a otro sin tributar por la plusvalía.

Para realizar una buena inversión, debemos fijarnos en los ETF que repliquen verdaderamente la evolución del índice. Estos ETF suelen ser, además de los más populares, los que tienen un amplio volumen de negociación. A continuación se exponen varios ejemplos:

  1. ETF sobre el Nasdaq 100 – QQQQ: es el ETF más popular y replica el Nasdaq 100.
  2. ETF sobre el S&P 500 – IVV: replica el índice S&P 500 y su volumen es tan importante o incluso superior al anterior (QQQQ).
  3. ETF sobre el índice Russell –IWV: replica el índice Russell 3000, índice mucho más amplio que el S&P 500.

Sin embargo, el inversor debe tener en cuenta que no es aconsejable invertir en aquellos ETFs que no repliquen claramente el índice al que se refieran. Suelen ser los que cuentan con un volumen de negociación escaso. Es muy recopmendable echar una vistazo a la evolución pasada de estos ETFs antes de decidir si comprarlos o no.

A pesar de la autogestión de los ETFs, muchos gestores creen que la gestión activa en los fondos de inversión puede avivar las ganancias de sus carteras. Una buena gestión activa es aquella que desliga la evolución del fondo de su índice de referencia, mejorándola en todo caso. En estos fondos de inversión el gestor cobra una comisión de gestión. Comisión que nos ahorraríamos si invirtiésemos en ETFs.

Una propuesta para medir si el gestor del fondo lo está haciendo bien o mal es aplicar la fórmula del ratio alfa,

Ratio alfa = rentabilidad del fondo – rentabilidad del mercado *Beta del fondo vs beta del mercado

En un ejemplo en que la rentabilidad del fondo sea del 26%, la rentabilidad del mercado, del 28% y beta (correlación) del fondo respecto al mercado, del 0,9% tendremos:

Ratio alfa = 26%-28%* 0,9 =26%-25,2%=0,8

El gestor del fondo trata de tener una correlación con el mercado (beta) menor a uno (0,9), lo que significa que si el mercado sube, el fondo sube menos, pero si el mercado baja, el fondo bajará menos. Lo que hace el gestor en este ejemplo es minimizar el riesgo.

Cuando el ratio alfa que calculemos nos salga negativo, llegaremos a la conclusión de que nuestro gestor no ha aportado el suficiente valor a los fondos de inversión. Con este equipo gestor, el inversor no está sacando la mayor rentabilidad de su fondo y, en este caso, le saldría mejor invertir en ETFs, productos que se autogestionan solos, para ahorrarse la comisión de gestión de su fondo de inversión.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , ,

oct 29

Otra forma de sacar la mayor rentabilidad a nuestro dinero es a través de un sencillo , siguiendo los soportes y resistencias de los valores. Esto da una idea de la fortaleza de las subidas y caídas de una determinada acción. Que el precio traspase al alza o a la baja esos soportes o resistencias puede ser una señal clara de tendencia alcista o bajista.

Soportes y Resistencias: El epicentro del

Se define como soporte aquel nivel inferior de precios en el que se aprecia una demanda fuerte, es decir, una zona donde se producen compras al unísono y que provoca una detención en un movimiento bajista provocando un rebote al alza de los precios. Por el contrario, resistencia es el nivel superior de precios en que se aprecian fuertes ventas y que produce la detención del movimiento alcista.

El inversor debe tener en cuenta el volumen (si es elevado o bajo) de negociación para detectar si la ruptura de un soporte o resistencia tiene credibilidad. De esta forma, si el volumen aumenta durante el período en el que se produce la ruptura nos encontraremos en una tendencia alcista o bajista, dependiendo siempre de la dirección en que se produzca la ruptura.

Para maximizar la inversión y minimizar el riesgo, es conveniente introducir órdenes de venta para salir del valor si se penetra a la baja el soporte, es absolutamente fundamental respetar estos niveles si no queremos llevarnos sustos innecesarios. Un ejemplo claro fue lo vivido por los inversores tras la explosión de la burbuja de Internet.

Esta de inversión es rentable cuando hay un tendencia lateral entre soportes y resistencias. Así, podremos comprar una vez que comprobemos que el valor rebota en el sorporte y vender al ver que no es capaz de superar la resistencia.

Mi regla de oro para

No debemos tomar decisiones precipitadas ya que la tendencia que haya en el mercado en ese momento puede sorprendernos tanto al alza como a la baja, lo que debemos hacer es detectar una onda alcista o bajista y subirnos a ella como si de una gran ola se tratara, abriendo posiciones largas o cortas, pero respetando a rajatabla, nuestros stops para salirnos a tiempo cuando somos conscientes que nos hemos equivocado de ola.

El mar está lleno de olas, es mejor salirn a tiempo cuando nos equivocamos en una decisión, y no tener prisa por salir cuando una ola nos lleva en la dirección acertada.

Tan sólo bastaría con acertar el 50% de las veces (como si de lanzar una moneda se tratara, recordad ‘la cartera del mono’) si cuando acertamos, conseguimos ganar un 20% más que cuando perdemos. Éste es realmente el secreto para ser un buen inversor, disciplina, disciplina y sobre todo disciplina.

Por este motivo, debemos mantener la calma y tomar posiciones una vez que se produzca un cambio de tendencia con validez a pesar de que perdamos parte de la subida o de la bajada si estamos cortos.

El es, sin duda, la mejor herramienta para aquellos que invierten a corto plazo. Además, al ofrecer señales de compra y venta sin necesidad de muchos conocimientos financieros y estadísticos es “apta tanto para inversores expertos como para ahorradores novatos”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , ,