oct 10

A largo plazo, invertir en empresas de crecimiento, más volátiles, supone un riesgo mucho mayor que invertir en las conocidas como de valor, más estables. Gran parte de la rentabilidad de una cartera invertida en crecimiento durante ocho años puede perderse durante una crisis bursátil, mientras que, en esos momentos, la en valor queda mucho más protegida.

Estrategia (la utilizada por Warren Buffet)

A largo plazo siempre merece la pena invertir más en compañías de valor que en compañías de crecimiento. Si, por ejemplo, tomamos 1.000 dólares invertidos en diciembre de 1975 en compañías de crecimiento, treinta años después tendríamos 33.390 dólares, es decir, habríamos obtenido unos beneficios de 32.390 dólares. Por el contrario, los mismos 1.000 dólares invertidos en 1974, esta vez en compañías de valor, se habrían transformado en el mismo período de tiempo en 61.230 dólares, un 83% más que invirtiendo en crecimiento.

El inversor debe tener en cuenta que una empresa de valor siempre “cotiza barata respecto a sus activos”. O lo que es lo mismo, tiene más valor que lo que el mercado le reconoce. En España, Gas Natural, BBVA, Sacyr Vallehermoso, Banco Santander y NH Hoteles son algunas de las compañías . Este tipo de empresas se caracteriza por tener un PER bajos (número de veces que el beneficio está contenido en el precio de la acción) en el caso de las petroleras, rentabilidades por dividendo altas, como las eléctricas, y crecimientos de beneficios difíciles de predecir, en el caso de las compañías de materias primas.

Warren Buffet, el gurú de las finanzas: una estrategia de infalible

  1. Lo primero que hace Buffet es fijarse en el beneficio neto sobre fondos propios de la empresa (ROE) para medir su rentabilidad. Luego lo compara con el ROE medio del sector. No sólo hay que tener en cuenta que el ROE del último año sea elevado sino que también sea consistente en el tiempo.
  2. “El endeudamiento excesivo genera volatilizad en los beneficios en función de si suben o bajan los tipos de interés. Por este motivo, Buffet prefiere comprar empresas con ratios de endeudamiento bajos.
  3. Buffet sólo compra empresas en las que “una buena proporción de los ingresos se conviertan en beneficios”. Para el gurú lo que importa es que ese margen neto (beneficio neto/ventas) sea creciente y, sobre todo, que haya seguido una progresión ascendente en los últimos cinco años.
  4. El inversor americano no compra empresas que lleven menos de diez años cotizando en bolsa. Si tú quieres hacerlo, fíjate siempre en que la compañía tenga un “sólido historial a sus espaldas” que te permita estudiar sus movimientos, beneficios, etc. a fondo.
  5. Negocios con ventajas competitivas. La empresa tiene que diferenciarse en cuanto a producto o servicio del resto de la competencia.
  6. Buffet busca sobre todo empresas de calidad que estén infravaloradas por el mercado. De esta forma, “si el valor del mercado es un 25% inferior al valor fundamental de la empresa en la que queremos invertir, hay negocio”.

Todos estos requisitos pueden ayudarte a decidirte por las empresas en que debes invertir aunque, eso sí, si vas a invertir a largo plazo hazlo en las compañías de valor en vez de las de crecimiento.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , ,

sep 25

“Al invertir nuestros ahorros todos queremos ganar cuanto más, mejor. Algunas teorías apuntan a que la mejor manera de sacar el máximo rendimiento a la Bolsa es invertir con estilo. Y esto ¿qué significa? ¿Tiene algo que ver con la moda? No. Invertir con estilo en jerga financiera significa invertir en empresas en plena fase de crecimiento de beneficios o ingresos (estilo growth) o invertir en empresas devaluadas pero con valor (estilo )”.

Estrategia GROWTH: más pena que gloria

Para sacar el máximo rendimiento a esta estrategia de , debes tener siempre en cuenta el estilo, growth (crecimiento) o (valor), que prima en cada momento. Si el inversor es capaz de alternar growth y cuando es debido, puede llegar a doblar el rendimiento del índice.

Pongamos como ejemplo una cartera construida cambiando de a growth en el momento más adecuado de cada ciclo. En este caso nos referimos a diciembre de 1974, fecha de esplendor bursátil que permitió al inversor transformar los 100 dólares iniciales de su cartera en 32.000 dólares. Es decir, que en el año 2002, el inversor consiguió 31.900 dólares de beneficio. Todo ello por cambiar el estilo en el momento justo del ciclo.

Veamos las cuatro fases diferenciadas por las que ha pasado la Bolsa desde 1974

  1. De 1975 a 1984 los inversores preferían invertir con estilo . Una cartera de este estilo generó entonces rendimientos anuales del 18% mientras que la estrategia growth generó un 12% anual en el mismo período.
  2. De 1984 a 1989 las estrategias por estilos no añadieron valor”. Tanto las estrategias como growth rindieron más o menos lo mismo que el índice S&P 500.
  3. De 1990 a 1999 la estrategia growth fue indiscutiblemente mejor que la . Las inversiones de estilo growth tuvieron una rentabilidad del 21% que superó al 18% del índice S&P500 y al 15% de las estrategias .
  4. Del año 2000 al 2004 vuelve a triunfar la estrategia . En los mercados inestables invertir es es más seguro que hacerlo en growth. En los mercados bajistas, que alcanzaron su nivel más bajo en septiembre de 2002, el inversor habría llegado a perder el 51% del valor de su cartera con una estrategia 100% growth mientras que con una estrategia 100% , tan sólo habría perdido el 33%.

En total, una notable diferencia del 18%.

¿Cómo sabes si eres un inversor growth?

El inversor en compañías de crecimiento busca siempre empresas que estén en períodos de ‘rápida y vigorosa expansión’. Si eres de los que no les importa tanto el precio que paga por una compañía como el hecho de que esa empresa vaya a crecer por encima del mercado en los próximos meses, no lo dudes. Eres un inversor en crecimiento como t. Rowe Price.

Price fue el pionero en invertir en growth. Para él, las empresas debían cumplir seis requisitos clave:

  1. Alta calidad de I+D
  2. Competencia limitada
  3. No pertenencia a sectores regulados por el gobierno
  4. Alta productividad
  5. Alta probabilidad de obtener retornos sobre el capital invertido (ROIC) elevados (superiores al 10%)
  6. Crecimientos de beneficios por acción (BpA) superiores a la media del mercado.

Price también seguía determinadas pautas para saber qué empresas de las que tenía en cartera debía vender:

La regla de oro: cuando el ROIC de una empresa desciende, es momento de vender

Cuando una empresa alcanza una cotización un 30% superior al precio máximo que el inversor se haya fijado para entrar, debe vender un 10% de la posición, si sube un 10% más, debe venderse un 10% más, y así sucesivamente.

Estas teorías han servido a los inversores para “detector oportunidades de como Xerox, Microsoft o Home Depot”.

¿Invertir siempre en crecimiento?

Aconsejo a los inversores seguir el “sentimiento de mercado”. Una euforia bursátil desmesurada es la única clave que nos indica que debemos invertir en growth. Sin embargo, continuar invirtiendo en crecimiento cuando la euforia ha terminado es un grave error ya que al “pincharse la burbuja bursátil estos valores son los que más sufren”.

Tampoco es una buen idea invertir siempre en crecimiento ya que si se da un ciclo de mercado bajista, por muy corto que sea, puede destrozar completamente una cartera growth.

Sin embargo, hay muchos expertos que recomiendan a jóvenes inversores con “toda una vida por delante” invertir toda su cartera en fondos growth, “dejando las estrategias para los cobardes”. Se trata de un mal consejo ya que, la evidencia dice que a largo plazo “las lo hacen mejor que las growth.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 1,00 de 5)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , , , , ,

sep 12

Una de las lecciones básicas al invertir es la norma de la diversificación. No poniendo todos los huevos en la misma cesta conseguimos minimizar el riesgo o la volatilidad de una cartera, además de estar preparados para optimizar su rentabilidad.

Cambio de Rumbo. Estrategia de Rotación Sectorial

Diversificar entre renta fija y renta variable, dentro de la cual el inversor debería repartir su cartera en áreas geográficas, monedas y sectores.

La rotación de sectores es una buena estrategia aunque hay que tener especial “dedicación y disciplina”. El inversor debe saber que al rotar sectores está elevando el riesgo de su cartera.

Lo ideal, es invertir en cada sector en el punto exacto del ciclo económico. Por ejemplo, se debe invertir en el sector tecnológico cuando la economía va bien, en el sector industrial cuando “haya momentos de clara bonanza económica” y en materias primas cuando “empiezan a subir los tipos de interés de los bancos centrales”.

Hay dos formas de invertir por sectores: mediante la compra de acciones o de fondos. En estos últimos, la entidad aconseja tener cuidado con las inversiones de fondos que obtuvieron “excelentes resultados en los últimos doce meses” ya que “rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras”.

Además, sugiero que el inversor invierta en fondos con “un historial lo suficientemente largo como para ver cuál es su comportamiento en distintos momentos del ciclo”. Por último, la ventaja de invertir por sectores es que puede llegar a ser “un buen vehículo para destinar parte de nuestra cartera a sectores con menor volatilidad y mayor rentabilidad por dividendo en el mercado”.

CUÁNDO INVERTIR EN CADA SECTOR
SECTOR MOMENTO DEL CICLO ECONÓMICO CARACTERÍSTCAS DEL SECTOR
Consumo defensivo Aparentemente la economía va bien pero se observa una ralentización en el crecimiento. El discurso de los bancos centrales no se centra tanto en los temores inflacionistas. Se están agotando las subidas de tipos. Defensivo. Independiente del ciclo económico.
Utilities Comienza a enfriarse la economía. Empiezan a bajar los tipos de interés. Defensivo. Alta rentabilidad por dividendo. Sector regulado.
Financiero La economía no se recupera, los tipos siguen bajando. El mercado hipotecario se reactiva y empieza a aumentar el crédito. Cíclico, pero con armas para en momentos de economía débil.
Materias primas La economía se estabiliza. Los tipos siguen bajos, el discurso de los bancos centrales vuelve a cambiar. Empiezan a hablar de inflación al tiempo que siguen preocupados por el crecimiento económico. Muy cíclico. Período muy corto pero intenso de comportamiento mejor que el mercado. Suele repartir buenos dividendos.
Industrial El ciclo cambia. La economía empieza a cercer y comienzan a subir los tipos de interés. Cíclico. Mejor en momentos de economía alcista después de importantes reestructuraciones que han “limpiado” el exceso de costes en el sector.
Consumo cíclico El ciclo económico claramente mejora. Continúan subiendo los tipos de interés. Se crea mucho empleo. La inflación empieza a superar objetivos. Cíclico. La cotización es muy dependiente de los resultados empresariales. Poco dividendo.
Tecnológico La economía marcha como la seda y además no tiene visos de estropearse. Los tipos siguen subiendo. Depende tanto del ciclo económico como de la aceptación de nuevas tecnologías por parte del mercado masivo. Dividendo bajo o nulo. Alto riesgo de fracaso ante productos no probados.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , , , ,

sep 09

La era de la informática ha permitido aplicar todo tipo de sistemas estadísticas a la gestión del dinero. El hombre determina un sistema con determinados parámetros y variables, y posteriormente la máquina estudia el pasado, revisa la situación actual y nos dice qué tenemos que hacer con nuestro dinero. Esto, a muy grandes rasgos, es una estrategia cuantitativa.

yo, Robot

Desde los años ochenta, los métodos cuantitativos se han convertido en pilares de muchas gestoras de capital. Entonces, era necesario la ayuda de un ordenador y ganar el mano a mano que tenía el futuro inversor con las matemáticas y la economía. Hoy en día, ya no es necesario que realices cálculos tan complicados para saber los valores en los que debes invertir.

Hoy en día es posible hacerlo tan sólo con la ayuda de una página web o un periódico y una pequeña hoja de cálculo, que en muchos casos puede ser prescindible. “La ventaja principal de este tipo de estrategias es que permite gestionar sin dejarse llevar por el corazón porque, al fin y al cabo, la decisión de se toma en función de unos parámetros basados en el consenso”.

La rentabilidad por dividendo, el PER, el precio/Valor teórico contable (VTC) y la recomendación de consenso de los analistas son los factores debes tener en cuenta para comenzar a estudiar tu cartera de .

La rentabilidad por dividendo

Consiste en averiguar la empresas que estiman repartir mayor rentabilidad por dividendo en los próximos doce meses. Para ello, debes tener en cuenta la cotización actual de la compañía y el dividendo bruto estimado. La operación que debes realizar es la siguiente: (Dividendo Bruto/Cotización) X 100. A partir de aquí debes elaborar una lista con las empresas con mayor rentabilidad por dividendo que, según nuestro estudio podrían ser Endesa, Iberdrola, TPI, Telecinco, Banco Santander, BBVA, Banco Popular, Telefónica, Gas Natural y FCC.

PER

Mide cuantas veces está contenido el beneficio estimado por acción de un valor en su cotización. Aquí debes tener en cuenta que a menor PER, más barato está el valor. El calculo que debes realizar es: Cotización/Beneficio por acción. Ahora, ordena los componentes del Ibex con menor PER.

Precio/Valor Teórico Contable (Precio/VTC)

Debes comparar la cotización de la empresa con los últimos datos publicados de su valor teórico contable por acción. Vuelve a elaborar la lista con los resultados de menor a mayor.

Recomendación de consenso

Existen varias empresas que elaboran este tipo de recomendaciones como IBES/First Call, JCF Group y Multex. En este último apartado debes ordenar todos los valores del Ibex (desde mejor a peor recomendación).

Ya tienes todos los datos necesarios para elaborar tu cartera. Junta las cuatro tablas que has hecho y te saldrán los valores más atractivos por valoración, por dividendo y por recomendación de consenso.

Según estos cálculos, los valores más atractivos son Arcelor, Banco Popular, Banco Santander, Endesa, Acerinox, Iberdrola, Repsol YPF y Telefónica. Eso sí, no olvides revisar tu cartera al menos una vez al mes, ya que puedes encontrar nuevas posibilidades de dentro del Ibex 35.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , , ,

sep 03

Dirigido tanto a los inversores familiarizados con la bolsa como a aquellos que están empezando. La por dividendos consiste en que ‘el inversor elige una serie de valores una vez al año, los compra y se olvida de revisiones, ponderaciones y demás complicaciones hasta que pasan doce meses’.

Es una estrategia considerada “más tranquila”, a la que se le añaden ventajas fiscales. No importa que los mercados atraviesen por una fase alcista o bajista, con esta puedes estar seguro de que tus retornos serán “muy satisfactorios”. Aquí vienen los consejos.

Los inversores por dividendos deben esperar al menos un año para vender si quieren obtener la mayor rentabilidad posible. El motivo de esta espera es que las empresas tardan un año en completar un ciclo de reparto de dividendos. Sé paciente ya que si vendes antes del paso de los 12 meses no habrás recibido “la totalidad de los dividendos que repartirá la empresa ese año”.

La empresas de alta rentabilidad por dividendo, son las que ofrecen un pago en efectivo significativo respecto al precio de sus acciones año tras año, ‘de forma que la rentabilidad del dividendo sea superior a la que nos da la cuenta corriente o a la que nos da una Letra del Tesoro a un año‘. Así, una empresa como Microsoft, que no se compromete a repartir dividendos cada año, “no debe formar parte del universo de un inversor por dividendos”.

Endesa (4,44%), Iberdrola (4,18%), Acerinox (4,10%) y TPI (4,08%) son las compañías que obtuvieron mayor rentabilidad por dividendo en los últimos doce meses mientras que Inditex (1,29%), Amadeus (1,20%), Prisa (0,70%) y Zeltia (0,23%) son las que menos rentabilidad obtuvieron.

Construir una cartera de alta rentabilidad por dividendo

Quedate con el 25% de las empresas de un índice con mejor rentabilidad por dividendo. En el caso de Ibex, la cartera modelo de la entidad incluiría Endesa, Iberdrola, Acerinox, TPI, Red Eléctrica, Banco Popular, FCC, Banco Santander y BBVA. En este tipo de inversiones por dividendo, las empresas más aconsejables son las eléctricas y los bancos ya que reparten buenos dividendos al tener unos beneficios anuales más o menos estables.

Sin embargo, el inversor por dividendo no sólo debe tener en cuenta las empresas de alta capitalización bursátil. En muchas ocasiones, las compañías pequeñas, como es el caso de Zardoya Otis, resultan ideales para de alta rentabilidad por dividendo, pero como norma a tener en cuenta cuando se quiera construir un cartera es que ‘es más común que una empresa pequeña modifique a la baja su política de dividendos que lo haga una grande‘.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Se el primero en Votar)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , ,

ago 20

Vamos a mencionar las cosas más importantes que los mejores inversores internacionales y norteamericanos, de la talla de Benjamin Graham, Warren Buffett o William O´Neil, entre otros, recomiendan hacer y no hacer para tener éxito en la Bolsa.

Para invertir es necesario tener una mentalidad y una actitud que harán la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Tenemos que ser disciplinados y desarrollar un hábito, una costumbre, una forma de invertir que se adapte a nuestros objetivos y nuestra personalidad, y que resulte rentable. Al fin y al cabo es para esto para lo que invertimos en Bolsa, para intentar maximizar nuestra rentabilidad, aunque ello no nos debe cegar.

Si nos fijamos en dos inversores que posean el mismo stock (valor), podemos ver que uno está ganando dinero mientras que el otro lo está perdiendo. Ello está motivado por los precios de adquisición y venta de las acciones. Incluso aunque ambos compraran los títulos al mismo tiempo y al mismo precio, según los posteriores movimientos de cada uno, veremos resultados distintos. Por eso, además de saber identificar que acciones comprar, hay que saber gestionar la cartera, para decidir cuándo vender, y cuándo volver a comprar.

Hay que buscar una estrategia de

Podemos pensar que es cuestión de ‘vista’ o de suerte, pero aunque la visión y la suerte influyen en cierta medida, la realidad es que es necesario tener una estrategia de definida y seguirla, más que seguir nuestros impulsos. Con ello, minimizaremos los riesgos, y a largo plazo, nuestros resultados serán mejores.

Lo más importante de todo es que hay que intentar ser mentalmente neutral a la hora de invertir, para no dejarnos llevar por nuestras emociones. Todos sabemos que es difícil, porque las emociones son inherentes a la naturaleza humana, pero mientras más objetivos seamos, mejor desarrollaremos nuestra .

Por eso es importante tener nuestro plan de acción preparado de antemano y dejar lo menos posible a la ‘inspiración del momento’. Tenemos que tratar de ser hombres o mujeres ‘de hielo’, y seguir nuestro plan a rajatabla.

Un mercado en el que sólo existen la Esperanza y el Miedo

William J. O’Neil, fundador del famoso periódico financiero norteamericano Investor’s Business Daily, en su libro “24 Lessons for Investment Success” cita al prestigioso inversor Jesse Livermore. Éste dijo una vez, acertadamente, que en el mercado sólo existen dos sentimientos o emociones, que son la esperanza y el miedo.

Ambas se suelen confundir, ya que, a veces, la gente tiene miedo cuando debería tener esperanza, y vende una compañía cuando está subiendo por miedo a que ésta ya haya subido demasiado y se vaya a dar la vuelta. La consecuencia es que venden demasiado pronto con lo que no maximizan su beneficio.

Por el contrario, la gente tiene esperanza cuando debería tener miedo, y aguantan una compañía, en vez de venderla, cuando ésta está bajando. Piensan que en cualquier momento se va a dar la vuelta y volverá a subir, lo cual muchas veces no sucede, y la consecuencia es que las pérdidas se disparan.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

[meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , ,

jul 04

La industria financiera se esfuerza en comercializar herramientas para ganar con la subida de la Bolsa, la posición más lógica respecto al medio y largo plazo, a tenor de los estudios que certifican el triunfo, en un periodo de tiempo medianamente amplio, de la renta variable respecto al resto de los activos. Pero no es la única forma de . Como dicen los analistas técnicos, “la tendencia es tu amigay lo mismo da que sea alcista o bajista: se puede sacar tajada en todos los frentes. Y es que, actualmente, existen en el mercado español seis métodos para con los batacazos del mercado: futuros, opciones, warrants, ventas a crédito, CFD y ETF inversos.

Hoy, examinamos las distintas posibilidades que tiene un inversor para aprovechar una . Un inversor atento a la tendencia pero poco proclive a una gestión activa se mantendrá en liquidez o habrá cubierto su cartera para evitar la descapitalización. Sin embargo un inversor activo intentará sacar provecho de la baja trabajando el lado corto del mercado. ¿Pero cómo?

Hace unos años, era difícil trabajar por la escasa cantidad de productos disponibles y la falta de interés de los brokers. Pero ahora, el inversor principiante se encuentra en la situación inversa a la de los años 2002-2003: mimado por los brokers, recibe múltiples ofertas comerciales, a cada cual más golosa, y tiene ante sí varios productos en apariencia muy diferentes. ¿Cómo evitar quebraderos de cabeza y escoger el que más se adapta a sus necesidades? Veamos cuáles son los productos disponibles y lo que deberían ser sus criterios de selección.

Los productos disponibles

Todos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, si bien la mayoría comparte una característica: el apalancamiento. Salvo los ETF, donde es opcional, en el resto de los productos tan sólo es necesario disponer de una parte del dinero que realmente estaremos invirtiendo. Una ventaja, a priori, que puede transformarse en un serio problema si el valor o el índice en el que se esperan retrocesos se da la vuelta y comienza a subir con fuerza. Las pérdidas se multiplicarían en un abrir y cerrar de ojos y, en el caso más extremo, podrían llegar a ser superiores al dinero puesto sobre el tapete en forma de garantía.

Los expertos se esfuerzan en advertir que son instrumentos peligrosos en manos de principiantes y que exigen un conocimiento profundo, especialmente aquéllos en los que el precio no es el único elemento que hay que hay que vigilar, como ocurre con las opciones y los warrants, y en aquellos limitados en el tiempo por vencimientos, como los dos anteriores, los futuros y la operativa a crédito. En algunos, la liquidez supone también un molesto hándicap y, en cualquier caso, no están disponibles en todos los intermediarios financieros.

Tendrá que escoger entre operar a crédito, vender futuros sobre índices o acciones, comprar un warrant put, vender un ETF, o incluso vender uno de estos nuevos Contratos Por Diferencia o CFD según las siglas en inglés. No hablaremos esta vez de los certificados, poco ofertados en España al inversor minorista todavía: les dedicaré un artículo específico. Cada producto tiene sus ventajas y sus inconvenientes en cuanto a disponibilidad, facilidad de uso, liquidez, flexibilidad y apalancamiento para los más arriesgados.

ETFs (Exchange-Traded Funds)

Son fondos que replican un índice cualquiera y cotizan como una acción. Son simples y económicos, muy atractivos en apariencia. Pero por desgracia ningún broker español permite venderlo a crédito. No obstante, varios funcionan en relación inversa al índice que replican. Es decir, su precio sube si baja el mercado. Operan en su mayoría en el mercado americano (Nasdaq, S&P, Dow). Casi cualquier broker los comercializa a través de su página web. No dejen de comprobar la liquidez del fondo antes de comprar.

Las ventas a crédito. Un clásico para ganar con la caída de los grandes

Es la que tiene mayor tradición entre todas las técnicas para ganar en las caídas. La operativa a crédito, tanto la compra como la venta, fue regulada por una orden ministerial en 1991 y sólo permite operar a la baja con los valores que forman parte del Ibex 35, es decir mediante préstamo de títulos, permiten vender un título que no posee. El producto goza, además, de apalancamiento,

Características. La venta a crédito consiste en tomar prestadas unas acciones para, a continuación, venderlas en mercado. La ganancia vendría del hecho de recomprar los títulos más baratos, embolsándose la diferencia. Sólo hay que disponer de un 25% del importe que cuestan realmente los títulos. Dependiendo del intermediario y del cliente, hay un máximo y un mínimo de efectivo.

Ventajas. Los servicios están a menudo asociados a un sistema de crédito y permiten triplicar o cuadruplicar la sin necesitar el capital correspondiente (es el caso de la cuenta cuatriplica de Selfrade). Goza de tanta liquidez como la compra normal de acciones. Permite operar sobre todos los valores del Ibex. RBC-Dexia comercializa su producto, Credibolsa, a través de varios intermediarios. Fibanc, Bankinter y SelfTrade ofrecen servicios similares.

Costes. En las compraventas se aplican las comisiones estándar. El inversor recibe, además, un tipo de interés por las garantías. ¡Pero ojo con el coste total de la operativa! Los títulos disponibles son a menudo poco numerosos y sometidos a restricciones si desean mantener la posición abierta más allá de la sesión.

Desventajas. Puede haber problemas a la hora de obtener las acciones necesarias con el objetivo de venderlas. Se le ha criticado durante mucho tiempo por su falta de liquidez (por falta de contrapartida prestamista de títulos), pero vuelve a estar de moda gracias a los esfuerzos de marketing de algunos brokers vinculados a un banco. Por regla general, no se puede apostar contra valores que no forman parte del Ibex 35, a menos que la operativa sea exclusivamente para operaciones intradía, como ocurre en SelfTrade. Hay que elevar la garantía, en caso de que la apuesta sea fallida, para que esté cubierto el 25% del importe de la real. Tienen vencimiento: el plazo máximo de una posición es de unos tres meses.

Los Futuros. Vender sin comprar con una sola referencia: el precio

Sólo importa el precio. A diferencia de otros productos, como los warrants o las opciones, los futuros tienen la ventaja de que se mueven exclusivamente en función de la cotización del subyacente, sin complicaciones adicionales. Permiten vender sin haber comprado previamente y con un cierto nivel de apalancamiento.

Tipos. A grandes rasgos, la división fundamental estriba en si son futuros sobre índices, como el Ibex 35, o de valores, como el Banco Santander. El mercado español de futuros y opciones, MEFF, comercializa de ambas clases, aunque existen sobre practicamente cualquier mercado: índices, materias primas, divisas o títulos.

Características. Es una apalancada: el ahorrador no tendrá que tener todo el dinero por el que realmente estará invirtiendo. MEFF exige una garantía en función del producto, de tal forma que para el futuro del Ibex 35, en el que cada punto equivale a 10 euros, asciende a 10.000 euros, mientras que en el mini (cada punto equivale a un euro), se requieren 1.000 euros. En este último caso, la real en euros sería igual a los puntos del índice. Las ganancias o las pérdidas se liquidan diariamente y se incluyen en la garantía. Así, si vendemos un futuro a 14.000 y el Ibex sube a 14.500 tendremos que elevar en 500 euros la garantía depositada. Las comisiones son más ventajosas que las del contado.

Han sido hasta ahora los productos más utilizados por los traders para trabajar a la baja (es decir mediante la venta de contratos). Son muy baratos y permiten un apalancamiento importante.

Desventajas. Es necesario disponer de una cuenta en alguno de los intermediarios miembros de MEFF. Tienen vencimiento –en España, los del Ibex vencen el tercer viernes de cada mes–, y, además, su liquidez deja bastante que desear, sobre todo los productos a los que pueden acceder los minoritarios, como el Ibex mini o los futuros sobre acciones.

Tienen un gran inconveniente al implicar, muy a menudo, una toma de riesgo excesiva para el inversor minorista. En España, MEFF finalmente se lanzó en los futuros sobre todos los componentes del Ibex: una iniciativa cuyo interés disminuye por la falta de liquidez de la mayoría de los instrumentos. sin embargo el mercado americano o británico es increiblemente más eficiente y mucho más líquido.

Las Opciones. Diferentes coberturas para solventar la crisis

Las opciones ofrecen una de las mejores alternativas como control de riesgo para un minorista. Su uso para cubrir una cartera es de gran utilidad, pero no falta quien recurre a ellas como puramente especulativa. Permiten apalancarse y pueden ocasionar pérdidas ilimitadas.

Características. Una opción es un contrato que otorga al comprador el derecho –no la obligación– de comprar (call) o vender (put) un activo subyacente a un precio determinado en una fecha prefijada (vencimiento). A cambio paga una prima al vendedor, que está obligado a comprar o vender si el comprador ejerce su derecho. Los warrants son opciones comercializadas por bancos y que cotizan en Bolsa, no en MEFF. Las opciones cotizan en función del precio del subyacente, de la volatilidad y del tiempo al vencimiento.

Coste. El precio de la opción para el comprador se denomina prima. No puede perder más que lo que paga por la opción. El vendedor cobra la prima pero puede sufrir pérdidas ilimitadas. Al igual que con los futuros se exigen garantías y operar implica comisiones de intermediación.

Comprar un put resulta interesante cuando se piensa que una acción puede caer. Si se tienen las acciones en cartera, con el put el inversor se garantiza, a cambio de la prima, poder vender a un precio fijo. Si no se tienen acciones también se puede apostar por caídas comprando y vendiendo en el put mercado.

Vender un call permite ganar en un mercado bajista pero con mucho riesgo. Es una cobertura imperfecta y con el peligro de sufrir pérdidas ilimitadas.

Los CFDs. Una alternativa líquida y sin vencimiento

Los contratos por diferencias, CFD por sus siglas en inglés, son lo último en derivados. Permiten operar de forma apalancada pero a diferencia de los futuros, warrants y opciones no tienen vencimiento. Su principal ventaja es la liquidez.

Características. Es un producto simple, líquido (en realidad la liquidez de la bolsa), transparente y muy flexible. Los CFD permiten apostar tanto al alza como a la baja. Se trata de un contrato entre un emisor y una entidad financiera sobre un abanico de subyacentes en los que la liquidación se realiza por la diferencia entre el precio de compra y el de venta, igual que si se hubiese comprado directamente las acciones pero sin necesidad de llevar a cabo la entrega física del activa.

Operativa. Es un producto ideal para trabajar el mercado a la baja si no fuera por un serio defecto: una comisión de compra/venta muy cara con respecto a la de los futuros o warrants. El broker o banco emisor compra los títulos y financia la operación de modo que el cliente sólo tiene que adelantar una parte de la total, lo que se denomina garantía. Cuando la posición es bajista, la operativa es la misma pero la entidad financiera vende los títulos para luego recomprarlos.

Ventajas. La principal ventaja frente a otros derivados es la liquidez, puesto que las operaciones se realizan sobre la horquilla de precios del contado. Por otro lado, no tienen vencimientos por lo que la posición se puede mantener abierta el tiempo que se quiera.

Costes. Operar con CFD conlleva una financiación, lo que implica intereses. En la compra se pagarán (euríbor, libor o Eonia más un diferencia entre 1,75% y 2,5%) y en la venta se recibirá una remuneración (euríbor, libor o Eonia menos un diferencial entre 1,75% y 2,5%). A esto hay que sumar una comisión de intermediación y en algunos casos el canon de la Bolsa.

Los warrants

Constituyen un producto muy atractivo para los amantes del riesgo. Son muy comunes en España y disponibles con la mayoría de los brokers. Son baratos, movilizan poco capital para un alto apalancamiento en bolsa. Muchos inversores les reprochan su complicación técnica y cierta opacidad en la fijación de los precios.

No reflejan directamente el precio del activo subyacente, lo que puede traer amargas sorpresas al trader principiante. Su éxito con el inversor minorista se debe al escaso capital necesario para operar y a las comisiones baratas. Pero cuidado con el efecto perverso de un apalancamiento a menudo excesivo para los recursos del trader.

Apuestas en bolsa. Spread Betting – fixed Odds betting – Binary Betting – Pool Betting

A medio camino entre el juego de azar y el trading, existe un lugar para las apuestas financieras. La utilización de este tipo de “productos” nos permite en la práctica diseñar nuestros propios activos sintéticos y elegir el apalancamiento que deseemos sin ninguna restricción.

Comentado en el post Spread Betting – Inversion o Apuestas

¿Cómo escoger un producto adaptado a mi estilo de gestión/trading?

Lo están viendo, no faltan productos para aprovecharse un mercado bajista. El problema es elegir y deben preguntarse varias cosas antes de pasar al ataque. Ésta debería ser su “check list” antes de empezar una operativa a corto:

  1. ¿Estoy dispuesto a trabajar con un broker extranjero? Si su respuesta es no, los productos disponibles se limitarán a algunos ETFs, la venta a crédito, los futuros sobre índices, los warrants españoles o internacionales o los CFDs españoles.
  2. ¿Estoy dispuesto a trabajar con varios brokers? Es raro que en España un broker proponga toda la gama de productos disponibles. Los futuros sobre indices y warrants están por lo general disponibles. El resto dependerá de la política comercial de cada cual.
  3. ¿Cuál es mi universo de y/o mi frecuencia de trading? Si lo que desea es quedarse en España, no dude en trabajar los CFDs, warrants o ventas a crédito. Si quiere diversificar con un broker español, sus posibilidades se limitarán a los warrants, ETFs o futuros sobre índices o divisas. Un trading activo implicará comisiones de intermediación altas, salvo usar futuros o warrants. Un trader en tendencia, con o sin apalancamiento (ver abajo), puede operar a la baja con futuros o mejor, con CFDs si quiere diversificar su cartera.
  4. ¿Utilizo el buen producto dado el tamaño de mi cartera? Si hasta 50.000 euros en un mercado alcista, no invertirá 200.000 en uno bajista. Con menos de 50.000 euros, debe saber que casi todos los futuros le resultarán inaccesibles teniendo en cuenta el tamaño del nominal invertido que representan. Las únicas excepciones son el mini ibex, el contrato sobre eurostoxx o el mini Nasdaq. Deberá orientarse hacia las ventas a crédito, ETFs, CFDs o warrants (para los más audaces porque su diversificación será muy limitada si se toma cuenta el alto apalancamiento del producto)
  5. ¿Cuál es el grado de apalancamiento que busco? Sin duda, es la pregunta más importante. Muchos de ustedes dudan si especular a la baja porque se imaginan tomar un riesgo desmesurado utilizando productos apalancados. Es falso. El riesgo nace del uso que hace el inversor del producto, no del producto en sí. Si los futuros son a veces difíciles de usar, los CFDs o la venta a crédito les ofrecen la flexibilidad necesaria para escoger su nivel de apalancamiento real. Este puede ir de cero (por ejemplo vender un CFD cuyo nominal corresponda a una compra para una cantidad similar en el mercado al contado) hasta 10 o 20 veces en los casos más habituales.

Le toca a usted adaptar los instrumentos a sus preferencias de riesgo. Si trabaja con un producto apalancado, no olvide que la pérdida o la ganancia potencial de su posición dependerá del nominal de la transacción pero se restará o se añadirá a la garantía que habrá pagado.

No hay instrumentos financieros buenos o malos sino buenas o malas estrategias de . Un warrant put Telefónica no se gestiona como una venta de CFDs Telefónica o como una venta a crédito de acciones de Telefónica. Cada posición tiene su propia ecuación de riesgos aunque el subyacente sea siempre Telefónica.

Cuidado con los riesgos excesivos, adapte su gestión en consecuencia y sobre todo respete la disciplina del trading que haya escogida. Flexibilidad y disciplina son las dos claves que le abren la puerta de las ganancias a medio plazo, incluso en un mercado bajista.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: , ,

jun 04

La bolsa no es tan peligrosa como se comenta y voy a hacer un ejemplo claro de ello.

Si una persona quiere invertir una cantidad de dinero para que no pierda valor con el tiempo, lo primero que hace es acudir a un banco para que le aconseje cual es la mejor . Los bancos por si alguien no lo sabe, viven y se enriquecen con el dinero que la gente gana trabajando duro y gastando su tiempo limitado de vida laboral. Así que queda claro que el ir a un banco para invertir tu dinero no es la opción más rentable. El tipo de interés está por debajo del 3% a un plazo de 3 años mínimo, y el IPC sube cada año más del 3% así que ni una imposición a medio plazo es conveniente sobretodo si le sumamos la declaración de patrimonio. Entonces está claro que los bancos solo se aprovechan del miedo y la ignorancia de la mayoría de los trabajadores para llenar sus arcas invirtiendo en valores de bolsa y concediendo prestamos a otros trabajadores con porcentajes de interés que muchas veces superan el doble o el triple de los intereses que pagan a los ahorradores.

Llegados aquí hacemos un ejemplo de trucos para .

Está demostrado con gráficos de largo plazo que la mayoría de valores que cotizan en bolsa, siempre son alcistas sobretodo si se trata de bancos, electricas, autopistas o petróleo y además suelen dar un porcentaje en dividendos que supera cualquier renta fija. y si además tenemos en cuenta la fiscalidad de estas operaciones llegaremos a la conclusión que es mejor vivir de la bolsa que trabajar para otros.

AYUDA

Para lo primero que hace falta es un capital que tengamo de más, quiero decir que no necesitemos porqué con lo que ganáis cada mes ya tenéis suficiente para vuestras necesidades.

Lo segundo es plantearse si quieres ver números en una cartilla bancaria (que solo serán números hasta que se utiliza el dinero para algo), o quieres comprar acciones de alguna empresa como bancos eletricas autopistas etc.. porqué os hace ilusión ser accionistas de una empresa importante o por los motivos que tengamos.

Lo tercero y lo más importante es vuestro tiempo de vida, más largo es el tiempo de vida de un inversor, más probabilidades tiene de en bolsa. La bolsa es como todo, tiene su ciclo y hay que estar al tanto para saber cuanto es el final de cada ciclo alcista para venderlo todo y no comprar hasta 3 o 4 años más tarde que es cuando suele durar los ciclos bajistas.

Los trucos para son el tiempo y la disciplina. Nunca te dejes llevar por sentimientos, corazonadas o ilusiones, sino por un sistema y siguelo con absoluta disciplina.

 ¿COMO CUANDO LA BOLSA BAJA?

Pero, ¿qué es realmente un Futuro?. Para responder a esta pregunta primero es necesario entender un concepto, que a menudo es desconocido por gran parte de los inversores. Tradicionalmente, la bolsa ha sido considerada como un instrumento en el que se podía , comprando unos activos, acciones, y vendiéndolos un tiempo después a un precio superior.

¿Pero que ocurre cuando los precios bajan?. La respuesta que darían la mayor parte de inversores, es que una de dos, o se pierde dinero o vende uno las acciones que posee y consigue evitar perder dinero. Pues bien, esto no es del todo correcto, no es que no existan esas alternativas, sino que además existen otras, que gracias a unos instrumentos financieros, permiten cubrir una cartera para evitar las perdidas, sin necesidad de vender las acciones y lo que es más interesante aún, nos permiten cuando se producen bajadas en los precios de los activos.

Para aquellos a los que no les cuadre esto de poder , cuando las acciones bajan de precio, déjenme que les ponga un ejemplo. Suponga que usted tiene un amigo que se va a ir de vacaciones durante 6 meses a la India, suponga también, que este amigo le pide que le guarde su BMW serie 5, petición a la que usted accede, comprometiéndose a devolverle el vehículo cuando su amigo regrese de la India.

Resulta que su amigo se va de viaje y a usted le llega un chivatazo, intuye o adivina, que los precios de los BMW serie 5 van caer un 30 % en 6 meses, es decir pasarán de valer 36000 euros a valer 30000 euros, entonces a usted se le ocurre vender el coche de su amigo hoy, por 36000 euros y dentro de 6 meses, cuando su amigo regrese y tenga que devolverle el vehículo, comprar otro BMW serie 5 por 30000euros.

Al hacer esto usted recibe primero 36000 euros y paga luego 30000, con lo cual se queda con los 6000 sobrantes, mientras que su amigo sigue recuperando su coche y no se ha enterado de nada. Esta lógica, es la que subyace detrás de la afirmación de que para en bolsa, únicamente es necesario que los precios se muevan con amplitud, sin importar la dirección del movimiento.

: diversifica la cartera dependiendo del ciclo económico

La rotación de sectores es una buena estrategia aunque hay que tener especial “dedicación y disciplina”. El inversor debe saber que al rotar sectores está elevando el riesgo de su cartera.

Lo ideal, es invertir en cada sector en el punto exacto del ciclo económico. Por ejemplo, se debe invertir en el sector tecnológico cuando la economía va bien, en el sector industrial cuando “haya momentos de clara bonanza económica” y en materias primas cuando “empiezan a subir los tipos de interés de los bancos centrales”.

CUÁNDO INVERTIR EN CADA SECTOR
SECTOR MOMENTO DEL CICLO ECONÓMICO CARACTERÍSTCAS DEL SECTOR
Consumo defensivo Aparentemente la economía va bien pero se observa una ralentización en el crecimiento. El discurso de los bancos centrales no se centra tanto en los temores inflacionistas. Se están agotando las subidas de tipos. Defensivo. Independiente del ciclo económico.
Utilities Comienza a enfriarse la economía. Empiezan a bajar los tipos de interés. Defensivo. Alta rentabilidad por dividendo. Sector regulado.
Financiero La economía no se recupera, los tipos siguen bajando. El mercado hipotecario se reactiva y empieza a aumentar el crédito. Cíclico, pero con armas para en momentos de economía débil.
Materias primas La economía se estabiliza. Los tipos siguen bajos, el discurso de los bancos centrales vuelve a cambiar. Empiezan a hablar de inflación al tiempo que siguen preocupados por el crecimiento económico. Muy cíclico. Período muy corto pero intenso de comportamiento mejor que el mercado. Suele repartir buenos dividendos.
Industrial El ciclo cambia. La economía empieza a cercer y comienzan a subir los tipos de interés. Cíclico. Mejor en momentos de economía alcista después de importantes reestructuraciones que han “limpiado” el exceso de costes en el sector.
Consumo cíclico El ciclo económico claramente mejora. Continúan subiendo los tipos de interés. Se crea mucho empleo. La inflación empieza a superar objetivos. Cíclico. La cotización es muy dependiente de los resultados empresariales. Poco dividendo.
Tecnológico La economía marcha como la seda y además no tiene visos de estropearse. Los tipos siguen subiendo. Depende tanto del ciclo económico como de la aceptación de nuevas tecnologías por parte del mercado masivo. Dividendo bajo o nulo. Alto riesgo de fracaso ante productos no probados.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media: 4,75 de 5)
Loading ... Loading ... [meneame] [del.icio.us] [Negociame] [Mirlobolsa] [Webalalza] [TopFn] [BolsayFinanzas] [coRank] [Fresqui] [Facebook] [Technorati] [Google] [Digg] [Live MSN]

Entradas relacionadas

publicado por juanjo \\ tags: ,